Sistema de evaluación

Nuestro sistema de evaluación

La evaluación es parte del aprendizaje, la cual consiste en valorar todo el proceso hasta llegar al resultado, al logro, a la integración del concepto y de sus relaciones. Dicho sistema también nos permite medir la eficacia de nuestro equipo docente y si los canales que usamos para transmitir.

Para realizar estas evaluaciones usamos varias herramientas, no únicamente el examen.

Nuestro objetivo es preparar a nuestros estudiantes para adaptarse a las necesidades reales de un mundo en constante cambio, en donde el más apto será aquel individuo que sepa llegar a sus objetivos de la forma más eficaz posible, usando de manera óptima los recursos que tiene a su alcance. Los conceptos y la información se encuentran a un “click”, pero el éxito dependerá de saber conjugar esa información y utilizarla en favor de un proyecto.

En Eleven School queremos niños que lleguen a su vida adulta con la capacidad de aprender intacta, con el mismo espíritu de curiosidad, de disfrute y de análisis de cuando son pequeños.

Eleven School - Nuestro sistema de evaluación

Cómo es nuestro proceso de evaluación

  • La evaluación inicia, en muchos casos y dependiendo de la etapa, antes de la inscripción. Donde realizamos una primera valoración.
  • Durante los diferentes periodos de adaptación nuestras guías y profesores compilan sus cuestionarios y gráficos. El objetivo: marcar el punto de partida del estudiante.
  • A partir de ahí, nuestros profesores realizarán un registro diario de los progresos de cada estudiante de forma global. No se descartan ninguna de sus actitudes o inteligencias. Se registran, miden y valoran aspectos tan importantes como los tiempos que pasan con cada ejercicio, material o proyecto, junto con el grado de concentración.
  • Durante el curso se observan y analizan muchas variables, no solo el resultado. El verdadero aprendizaje está en el camino, no en el resultado. El resultado llegará. Esta observación nos permite detectar a tiempo posibles dificultades para subsanarlas cuanto antes.
  • Utilizamos diversas herramientas, estrategias y materiales para comprobar el aprendizaje y valorar los conocimientos. Todas estas herramientas están acompañadas de baremos cuantificables que nos permiten seguir los avances de cada estudiante.
  • Cada estudiante tiene su propio expediente producto de las valoraciones continuas. Estas valoraciones las vive de forma natural: sin presiones ni miedos. Para ellos es un proceso cooperativo, dinámico y reflexivo entre su profesor y el estudiante. Ambos conectan con las inquietudes, motivaciones, necesidades y ritmos: desde dónde parte cada estudiante, sus destrezas iniciales, su dedicación y su esfuerzo de cara al logro de resultados.
  • Aunque existe una preparación previa, es a partir de Year 5 cuando se intensifica el aprendizaje para sostener un examen con éxito. Aprendizaje necesario para etapas sucesivas como la universidad. Aprenden a relacionarse con los diferentes tipos de exámenes, siempre acompañados durante todo el proceso por sus profesores.

Existen tres fases en este proceso:

  1. Introducción. Donde se exponen uno a uno las diferentes formas de examinarse que existen y se familiarizan con cada una de ellas (oral, test, escrito, respuesta corta, etc.).
  2. Preparación. Se le dan las herramientas necesarias para sostener estos exámenes. ¿Cómo estudiar para un examen? ¿Cómo organizarse?, ¿Cómo hacer resúmenes?, ¿Cómo transmitir las ideas?, ¿Cómo manejarse con el tiempo y la presión?, etc.
  3. Resultado. Donde se corrige el examen junto con el estudiante. Se detectan los fallos, y se comprenden los errores. Se dan explicaciones y nuevas técnicas para exámenes futuros.

¿Cómo son los deberes?

Nuestras clases están diseñadas de forma que el estudiante recibe las nuevas lecciones del día de forma individual o pequeño grupo. Esto aporta al estudiante grandes ventajas, como un vínculo más cercano con el profesor, no hay miedo de preguntar, el profesor puede observar en ese mismo instante si se está entendiendo el concepto o donde necesita pararse más, por ejemplo.

Una vez acabada la explicación, el estudiante se deja haciendo “los deberes”, por lo tanto, después de cada explicación se le muestran diferentes ejercicios para poder repasar lo aprendido, con la ventaja de tener el profesor cerca para resolver dudas, los ejercicios respetan la etapa y nos permite que el estudiante disponga de tiempo libre en las tardes.

Son muchos los pedagogos que insisten en la necesitad del tiempo en familia y de que éstas desempeñen su papel de padres. Desde Eleven School no podemos estar más de acuerdo con ello.

De la misma manera, los deberes se justifican cuando el estudiante es un sujeto pasivo durante la jornada escolar, que recibe y recibe información, y aun así necesita espacios a mayores fuera del tiempo de escuela para empezar a ser activo e integrar los conceptos que recibió.

De ahí hay que destacar que:

  • En nuestra escuela los estudiantes son activos todo el tiempo, con recursos que les motivan y les hacen estar toda la jornada en actividades, prácticas y dinámicas: más allá del libro de texto y la memorización.
  • Están acompañados por los profesores, los cuales están todo el tiempo a su disposición comprobando si comprenden, si necesitan más recursos o más tiempo.
  • Fomentamos la autonomía, la responsabilidad y la orientación a resultados comprobables.
  • Cada estudiante de la etapa primaria tiene una agenda donde organiza el trabajo de cada día. Es una agenda con la que trabajan desde que llegan, revisando su planificación para cada día y supervisando los puntos que van cumpliendo.
  • Cada viernes, de forma individual, los estudiantes tienen una reunión privada con el tutor donde ambos valoran en qué punto se encuentra. En esta reunión planifican la semana siguiente en base a sus logros, necesidades y a los contenidos pendientes.
  • Dentro del ambiente de las aulas los estudiantes tienen a mano todos los recursos, materiales y herramientas para realizar sus proyectos, satisfacer sus dudas y conectar los aprendizajes.
  • Es a partir de secundaria cuando el estudiante ya dispone de la madurez suficiente para pasar al siguiente paso.

En ambas circunstancias tanto en el sistema de evaluación como con los deberes, buscamos desarrollar valores personales hacia la autoestima, la seguridad en sí mismo, la motivación y el gusto por aprender. Estas destrezas son necesarias para enfrentar cualquier obstáculo en la vida.

Nuestro objetivo es preparar a nuestros estudiantes para adaptarse a las necesidades reales de un mundo en constante cambio, en donde el más apto será aquel individuo que sepa llegar a sus objetivos de la forma más eficaz posible, usando de manera óptima los recursos que tiene a su alcance. Los conceptos y la información se encuentran a un click, pero el éxito dependerá de saber conjugar esa información y utilizarla en favor de un proyecto.

error: ¡¡¡Contenido protegido!!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar